Blogger Template by Blogcrowds.

CAPÍTULO 2

Sexo: Masculino
Fecha de nacimiento: 2 de Febrero de 1369
Tipo de sangre: 0
Nombre real: Daiki Krichewskoy (だいき-ックリチェウスコイ)
Significado de su nombre: brillar, resplandecer, lucir  
Otros nombres: "El rey" "El supremo"
Especie: Vampiro
Edad: 641 años.
Edad real: 17 años.
Estatura: 179 cm.
Peso: 54kg.
Procedencia: Inframundo, Infierno Mundo humano: Inglaterra
Familia: •Hayate Krichewskoy (padre, vampiro)
•Ayano Krichewskoy (madre, vampira)
Obsesión: Siempre le gusta un buen baso de sangre.







Lo único que recuerdo de mi pasado es ese ruido de lo coches pasando rápidamente por la acera. El sonido que significa prisas. El pitido de la bocinas de los coches, el murmuro de las personas quejándose, gritos de inquietud en un atasco. En medio de ese huracán de voces y desesperación, una voz dulce y masculina me llama diciendo Vamos, ven conmigo, porque tu eres la elegida. Esa voz tenía algo que me atraía, y mi cuerpo reaccionó solo, adelantándose a mi mente y pronto me vi en medio de la carretera, y antes de poder siquiera buscar de quién procedía esa voz, un fuerte golpe cerró mis ojos. Los abrí lentamente, no sentía mi cuerpo, y al notar el charco de sangre a mí alrededor comprendí que fui atropellada. El ruido desesperado de las personas aumentaron, y los gritos ahogados invadieron mis sentidos, dejando un rastro en mi mente que nadie podría seguir. Después de eso me encontré en un lugar diferente, es donde comprendí de quien procedía esa voz. Un hombre tremendamente alto, con una larga bata extraña, un pelo gris largo y brillante como cascadas, me ofreció su mano. Cogí su mano lentamente.
Sé que es difícil de comprender, pero… ese hombre era el dirigente de celestia. Su nombre es Seraph Lamington. Yo nunca creería en ese tipo de cosas, pero me encontraba allí en el mundo de los ángeles, donde todo es hermoso y espléndido… y aunque parezca imposible era uno de ellos. Mi sorpresa al ver que era un ángel fue inmensa, nunca lo llegué a comprender del todo. Según él, era la elegida para llevar cierta información de celestia en mi mente. Me explicó que había nacido del alma limpia de algunas personas. Era mi destino morir y convertirme en un ángel. Mi misión, aparte de guardar los secretos más oscuros de celestia, era convertirme en un ángel Seraph, el más poderoso, y así, poder sucederle. Nunca tuve lo que llaman “amigos”, pues todos los ángeles me tenían envidia, me llamaban “la aprendiz” y Seraph Lamington nunca me dejó acercarme a ellos. Seraph Lamington era respetado por todos, y se convirtió en mi sensei. Él era lo único que tenía. No recuerdo nada de mi anterior vida, ni mi familia, ni amigos, ni si quiera como era. Seraph-sensei me explicó que mi aspecto podría haber cambiado al coger cualidades de otras almas que antiguamente eran humanos, Lo que explicaría tu obsesión por esas piruletas, Etsuco me dijo una vez. Había pasado muchos años encerrada en el palacio de Seraph-sensei y sentía curiosidad por el mundo de los humanos. Los vagos recuerdos que todavía me quedaban se desgastaron lentamente y descendieron, quedando solamente un vago recuerdo de el momento en el que morí. Como el ángel más poderoso de Celestia, Serafín Lamington tiene muchos poderes únicos, uno de los cuales le permite a su vez convertir hasta los seres más poderosos en una flor inofensiva, por lo que nunca me atreví a preguntarle sobre mi pasado, y solo de imaginar que podría hablarme de ello, no podía ni mirarle a la cara por miedo a saber como era. ¿Cómo sería? ¿Abría sido diferente a como soy yo ahora? Y si lo descubriera… ¿Cambiaría por ello? Etsuco, ¿te ocurre algo? digo una vez al ver mi cara pensativa y triste sobre el suelo. Él actúa mucho más maduro y tranquilo que yo. Nunca levanta la voz, y no alberga ningún pensamiento vengativo o emoción, y acepta los gritos y amenazas con estoicismo, mientras que otros piensan que su actitud un tanto carente de emoción le hace ajeno a su entorno. Lamington es ni mucho menos alguien parecido a un demonio. Incluso si se está llevando a cabo acciones viles, él es muy consciente de ello y de los castigos que ello alberga. Él era mi héroe. Pero a pesar de ello, quería averiguar como era de humana, por lo que un día escapé de celestia, adentrándome en el mundo humano. Sabía que traería consecuencias fatales, pero ya no podía retroceder.
Continuará…

CAPÍTULO 1: YAMI

Sexo: Femenino

Fecha de nacimiento: 3 de junio 1995
Tipo de sangre: A
Nombre real: Yami Shiraiwa
Significado de su nombre: Oscuridad, tiniebla, penumbra
Otros nombres: "La innombrable"
Especie: Demonio-humano
Relevancia: Personaje principal
Edad: 14 años
Estatura: 171 cm.
Peso: 48 Kg.
Procedencia: Mundo humano: Kanto, Japón.
Inframundo: Infierno
Familia: Shoichiro Shiraiwa (Padre, demonio)
Sachiko Shiraiwa (Madre, humana)
Obsesión: Las pistolas

Todo comenzó cuando apenas tenía 6 años. No, en realidad... comenzó desde mucho antes. Una humana llamada Sachiko, y un demonio llamado Soichiro, cayeron en un amor prohibido entre humanos y demonios. Mi padre se llevó a mi madre al inframundo para poder vivir con ella. Sabían que estaba mal, pero ya no podían echarse atrás. Mi padre era el demonio más fuerte del infierno, y era respetado por todos, pero se enamoró de la persona equivocada, y pronto, el rey del infierno, el rey Krichewskoy, mandó a su ejército a ejecutarlos. El diablo y la humana tuvieron un bebé, al que llamaron Yami. Mi padre mató a todos los que venía a por nosotros, su talento al manejar armas era increíble. Esa es una de las cosas que he heredado de él. Yo era una copia exacta, o incluso mejor de él. Mi padre me enseñó a usar las armas desde pequeña y les cogí cariño desde el principio, como si fueran peluches o algo parecido. Nunca tuve lo que llaman "amigos". Esa palabra era tan extraña para mi como inexistente. Una de las razones es porque los niños del inframundo tenían miedo de mi padre y huían al verme, creían que yo era un monstruo al igual que mi padre. Mi madre se ocupaba de hacernos la comida con lo que teníamos. Los más valientes de infierno se enfrentaban a mi padre por dinero. Si me ganaban, podían quedarse con todo lo nuestro, pero si perdían, tenían que darnos todo su dinero y objetos de valor. Siempre me subestimaban, y eso que siempre les advertía ¡No me subestimes! decía siempre con mi vocecita, esa es una de las cosas que más recuerdo.Siempre pensaba que lo hacíamos para ganar dinero y poder vivir bien, y mi padre me decía que sólo lo hacíamos con los más adinerados, por lo que no era nada malo, por lo menos en el infierno, que todo el mundo allí hacía eso. Yo me creía todo lo que él decía, ya que él era mi héroe. Hacíamos eso muchas veces, sin embargo, no vivíamos muy bien. Dormíamos en una casa deshabitada y no comíamos apenas. No era idiota, sabía que parte del dinero faltaba, y supuse que mi padre los estaría gastando en algo. Un día encontré a mi madre muerta en el piso. Recuerdo ir corriendo tras ella y abrazar lo que quedaba de su cuerpo ensangrentado. Mi padre solo dijo Fueron unos esclavos del rey los que mataron a tu madre. Lo dijo con tanta normalidad y con un tono tan frío que apenas podía sostener en pie mis entonces pequeñas piernas. Empecé a odiar a mi padre por no proteger a mi querida madre, no paraba de repetirme porqué no la protegió, que al menos debería de haber dado su vida por ella. Unos meses después, justo el mismo día en el que cumplía 6 años, mis dudas y confusiones se esfumaron. La puerta de la deteriorada casa se abrió de un golpe. Yo me encontraba lo más alejada posible de ella, pegada al muro, intentando esconderme, pero mi padre me vio inmediatamente. Por sus ropas bañadas en sangre imaginé que estuvo por ahí matando gente. Sus últimas palabras, esas palabras que empañaron mi mente de odio, de ira, de deseos de venganza, las palabras que llenaron mis oídos con una melodía maléfica y las que ensuciaron mis manos de sangre ajena fueron:Sabía que estarías aquí, mi pequeña Yami. Siempre tan estúpida pensando que soy tu héroe, ¿verdad? Jaajajaja Me fascina que todavía creas en mi. ¿Acaso nunca te lo he dicho? Sólo te quería para ganar dinero. Gracias a ti, me lo había pasado muy bien. ¿Sabes? Todos los demonios son iguales. Dicho esto, me extraña que todavía no me hayas matado. Sabes que solo eres un...Entonces, aún con lágrimas en mis ojos, disparé a la cara de mi padre. Vi como caía al suelo y como de su frente brotaba sangre.Lo único que se me ocurrió entonces, fue largarme del infierno, del inframundo, buscando refugio en el mundo de los humanos.Continuará...



Sexo:Femenino
Fecha de nacimiento: 6 de Diciembre de 1995
Grupo sanguineo: B
Nombre real: Etsuco Fujimori (エツコ エツコ)
Otros nombres: “La aprendiz”
Especie: Ángel
Relevancia: Personaje principal secundario.
Edad:14 años.

Estatura:169 cm.
Peso: 46 kg.
Procedencia: Mundo Humano: Kanto, Japón.
Inframundo: Celestia.
Familia: Ninguna
Obsesión: Las golosinas en general

Dos alumnas del IES Las Breñas Elisa Castro Horemans y Juliane Álvarez Heidbüchel tienen inquietudes literarias. Pasan horas modelando las vidas de sus extraños personajes mitad humanos mitad demonios. Violencia y misterio son ingredientes que nos encontraremos en los relatos que irán añadiendose periódicamente a nuestro blog. La esencia de las Manga orientales inspira a éstas alumnas de 1º y 2º de ESO. Éstas jovenes promesas de las letras cuentan con sus propio espacio en internet, las encontrarás en:
eli-unasombrasobreunmundoroto.blogspot.com
¡Anímate a seguir sus historias!

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal